Mostrando entradas con la etiqueta Prejuicio.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Prejuicio.. Mostrar todas las entradas

viernes, 1 de abril de 2011

Gallego, gallego.

Leo que hay algunos gallegos indignados con las gracietas de Aznar sobre gallegos. Tanto que lo tienen por un "cretino". Es para indignarse. Y es bueno que el personaje se dé cuenta de que quienes se indignan contra él no son necesariamente los izquierdistas, islamistas, antisonistas, negros, homosexuales, mujeres, catalanes y titiriteros entre otros sino también los gallegos.

Da la impresión de que el hombre es así, con escaso control sobre sí mismo y sobre lo que dice y hace. Es un temperamento autoritario y monocorde, cuando no repetitivo en sus gustos y aficiones. Las alusiones impertinentes a los gallegos pertenecen al rico mundo mental de quien dice con aplomo que le gusta la mujer-mujer y no la mujer con mezcla de hombre, supongo, igual que el famoso café-café de la postguerra no podía traer mezcla de achicoria.

(La imagen es una foto de Pontificia Universidad Católica de Chile de Santiago, Chile, vía de Wikimedia Commons).