Mostrando entradas con la etiqueta Tierra.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Tierra.. Mostrar todas las entradas

domingo, 21 de junio de 2009

Cura de humildad.

Cuando estemos a punto de pensar qué importantes somos y cómo nuestros asuntos son los asuntos esenciales de la Humanidad, se puede echar una ojeada a la situación del planeta pinchando en la imagen de la izquierda o en el Reloj del mundo. Las cifras producen vértigo. Todas: las de población, las de medio ambiente y emisión de CO2, las de crímenes, alimentos, energía, muertes. Cada segundo nacen algunos y mueren otros, o sea que no es posible saber cuántos somos salvo aproximadamente: seis mil millones setecientos cincuenta y dos millones quinientos diecinueve mil trescientos sesenta y cinco. Y al terminar de decir la cantidad ya somos más. Hagan la prueba. La cosmópolis se ha hecho realidad en la aldea global, convertida en una hipermegalópolis.

Gracias, Pilar.

martes, 29 de abril de 2008

Lo grande es pequeño.

Me ha gustado mucho estaq presentación que me ha enviado mi amiga Pilar, así que, faltando a mi costumbre de no reproducir estos textos que a veces son un poco cargantes por la moralina que llevan (en este caso, una vanitas cosmofilosófica) la subo en honor de su última fotografía que es impresionante. Me temo, sin embargo, que no he sabido subir también la música de fondo, aunque no sé si eso es una desgracia pues no me da la impresión de que el archiconocido y bellísimo intermedio orquestal de La leyenda del beso sea lo más apropiado para lo que se va a ver.

El texto molesta un poco, pero la foto está bien, ¿verdad?

Gracias, Pilar.

viernes, 7 de diciembre de 2007

El reloj de la vida y la muerte.

Mi amigo Iñaki Errazkin, del InSurGente, me hace llegar este reloj en el que se calcula un montón de magnitudes importantes para la supervivencia de nuestro planeta como enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, accidentes de tráfico, abortos, matrimonios, divorcios, etc y de hacerlo por años, por mes, por semana, por día y tal que ahora. Lo mismo para datos objetivos pero preocupantes: temperatura de la tierra, especies extinguidas, superficie deforestada, extracción de petróleo, coches fabricados, etc.

También aparecen estadísticas específicamente estadounidenses, aunque con interés general para todo el planeta: la población reclusa y la cantidad de inmigrantes ilegales. La primera alcanzaba en el momento de escribir este post 2.269.631 reclusos y la segunda 12.650.758. Es decir, el 0,75 por cien de la población está a buen (o mal) recaudo y el 1,3 % carece de papeles. Pinchando sobre la imagen o sobre el enlace más arriba se accede a la estadística viva. Pinchando luego sobre donde dice "now" (ahora) puede uno, como Dios, poner en marcha esta bomba de relojería que se llama La Creación.

Otro de los rasgos norteamericanos del reloj viene no por lo que trae sino por lo que ignora. A saber: cantidad de niños muertos por deshidratación y de inanición, cantidad de personas muertas en las guerras, cantidad de desplazados y exiliados, cantidad de mujeres maltratadas, etc.

De vez en cuando conviene mirar las cifras del cuadro. Dan que pensar. Gracias, Iñaki.

Enviar este post a Menéame