Mostrando entradas con la etiqueta Revolución Catalana.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Revolución Catalana.. Mostrar todas las entradas

jueves, 22 de marzo de 2018

A las cinco de la tarde

Sigue la tragicomedia española. La tragedia en esa hora lorquiana de convocatoria ("¡Ay, qué terribles cinco de la tarde!") para investir president a Turull. La comedia, en el toque costumbrista del Five o'clock tea, hábito de gente de mundo que actúa con soltura en sus instituciones.

Los trágicos ya aprestan los cuchillos. Amenaza el trueno monclovita con mantener el 155 si es investido Turull, cuyo futuro procesal es cuando menos sombrío. La brigada judicial preanuncia su decisión citando el viernes a las partes en el proceso que lleva, en concreto a Turull, Romeva, Forcadell, Rull y Bassa y con ánimo protervo, pues también pretende revisar su situación en cuanto a la libertad. Son amenazas dictadas por el despecho ante la convocatoria relámpago del pleno para hoy a las cinco de la tarde. "¡Eran las cinco en sombra de la tarde!". El juez se encuentra ahora con que en lugar de tomar medidas con un candidato, incluida la cárcel, ha de hacerlo con un presidente de la Generalitat. A él le dará igual; al mundo, no. 

La parte costumbrista mantiene el interés. La CUP tomará una decisión sobre las tres en el après midi du faune. Supongo que la abstención en primera vuelta se mantendrá en la segunda y el candidato saldrá elegido por mayoría simple. Aunque habrá que ver qué sucede con los votos de los exiliados y encarcelados.

En cualquier caso  el Tribunal Supremo ya ha anunciado su propósito de procesar por los famosos delitos construidos y, por tanto, la suerte inmediata de los procesados, Turull incluido, está ya echada. Parece oportuno fortalecerlo en lugar de debilitarlo. Si los tribunales quieren (y pueden) seguir su juicio político, que lo hagan contra figuras de la máxima legitimidad.

Que encarcelen a un presidente de la Generalitat investido por mayoría absoluta.

Efectivamente, es la revolución catalana.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Mañana, Palinuro en Canet de Mar

Organizado por Ómnium cultural, cuyo presidente, así como el de la ANC, está injustamente en prisión,  con la colaboración del Ágora de Canet, tendremos una xerrada mañana sobre el tema del título. Define este el carácter del momento catalán a partir del próximo 21D y según quién gane. 

Si gana el bloque franquista del 155 (PP, PSOE y C's en union sacrée) se restablecerá el dominio de la oligarquía española en Cataluña, el régimen centralizador y colonial y se tratará de aniquilar no solamente el soberanismo catalán, sino su cultura, sus instituciones, su lengua. Es la reaccion nacional española anhelada por unas derechas y unas izquierdas que, por fin, han encontrado un punto de fusión en la herencia de la España de Franco, que ambos aceptan sin cuestionarla. Por eso son la reacción.

Por el contrario, si el 21D gana el independentismo, como es muy probable, la República Catalana, declarada el pasado 27 de octubre en sede parlamentaria, se implementará mediante un gobierno independentista que se ha ganado el derecho a la investidura por haber demostrado sin duda alguna, una entrega a la causa independentista sin fisuras y un ánimo unitario de acción que le garantizará el éxito. Esa probabilidad, casi certeza, tiene a los franquistas del 155 de los nervios porque, entre otras cosas, con Europa vigilando, no podrán recurrir al vandalismo y a la vilencia que los caracteriza y tendrán que contentarse con las trampas, la censura, los engaños que, por supuesto, no serán suficientes.

La implementación de la República Catalana a partir del 22 de diciembre  será un paso más y definitivo en la nueva forma de revolución popular pacífica, democrática, transversal, abierta, un ejemplo para Europa y el mundo entero. Un ejemplo increíble como el que se dio el día 7 de diciembre en Bruselas. De eso hablaremos mañana.

Entre tanto, la parte de la reacción, la parte de España, también se verá obligada a sacarse a sí misma del atolladero en que se encuentra por su falta de capacidad política, su corrupción, su comporamiento delictivo y su ignorancia, que la ha llevado a jugárselo todo sin saber en dónde se ha metido. Pero de eso también hablaremos mañana, en la Cúpula de comediants en Canet de Mar a las 20.00.